martes, 4 de noviembre de 2008

General Óscar González Peña, nuevo comandante del Ejército

Fuente: El tiempo.com. - Foto Semana


El anuncio fue hecho por el presidente Uribe en la base aérea de Catam, después de una reunión con el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.

González Peña, asumió hace un año el Comando Conjunto No. 1 del Caribe. De ese cargo, precisamente, salió en el 2006, rumbo al Comando del Ejército, el general Montoya.

Nació en Bogotá el 22 de Julio de 1953 y tras una carrera de 35 años llegó a General en el 2005. Fue comandante de las brigadas 11 y 4 y comandante de la Séptima División del Ejército.
Es considerado un hombre de confianza del general Montoya.

Montoya anunció su renuncia esta mañana en una rueda de prensa en la que aseguró que sus tropas han cumplido con la ley y con las directivas presidenciales de respeto a los derechos humanos.
La salida del general se da cuando su nombre sonaba con fuerza para ser comandante de las Fuerzas Militares, tras éxitos como la Operación Jaque y la liberación del ex congresista Óscar Tulio Lizcano, hace una semana.
Hace una semana, la situación para el general, que llevaba casi 40 años en las Fuerzas Militares, se presentaba inmejorable.

Tras la operación militar que permitió la libertad de Óscar Tulio Lizcano, quedó en primera fila para ser o ratificado como comandante del Ejército o como próximo comandante de las FF.MM.
Pero la purga originada por el escándalo de los falsos positivos lo sacó de camino. El miércoles, sin que fuera consultado, tres generales y 24 oficiales y suboficiales más fueron llamados a calificar servicios. El pasado domingo, el general le admitió a EL TIEMPO que solo se enteró de esa decisión un par de horas antes de que se hiciera pública y que, de haber tenido la oportunidad, habría defendido a sus hombres.

El general Rocha actualmente representa a Colombia ante la Junta Interamericana de Defensa y fue comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega.
Además, fuentes militares se hablan de otras cuatro renuncias de generales respaldando la renuncia del general Montoya.

Un general polémico

Mario Montoya se va del Ejército después de 39 años de carrera y se lleva a cuestas el éxito de la operación 'Jaque', la más contundente en contra de la guerrilla en toda su historia porque, sin un solo disparo, logró arrebatarles a 14 secuestrados, entre ellos Ingrid Betancourt y los tres contratistas norteamericanos.
En su carrera aparece también haber sido el primer oficial a cargo de los Comandos Operativos Conjuntos y la Operación Orión, que en el 2003 sacó a la guerrilla de las comunas de Medellín.

Entre sus hombres tiene fama de tropero y de echado para adelante en todas las situaciones.

Pero en otros sectores también había generado resistencias. 'Jaque' se vio opacada durante varias semanas porque aunque Montoya había dicho que ninguno de sus hombres usó emblemas de la Cruz Roja, después se comprobó que uno de los oficiales sí lo hizo. La explicación entonces fue que el hecho había ocurrido a última hora por los nervios del militar en una situación de extremo peligro, pero el video completo de 'Jaque' demostraría después que el oficial usó el peto desde el primer momento.

Tanto el presidente Álvaro Uribe como el ministro Juan Manuel Santos expresaron en ese momento su molestia.
Montoya también se vio afectado por el escándalo de los falsos positivos, porque varios de los generales que fueron retirados eran cercanos a él. De hecho, el general Roberto Pico lo reemplazó en la IV Brigada, de Medellín, cuando el se fue a la Primera División del Ejército, con sede en Santa Marta. Bajo el mando de Pico, esa unidad tuvo varios cuestionamientos por denuncias de ejecuciones extrajudiciales.

La Operación Orión también le valió a Montoya cuestionamientos que tuvieron eco en Estados Unidos, donde varios congresistas demócratas frenaron la entrega de ayudas militares a Colombia con el argumento de que tenían dudas sobre el Comandante del Ejército.
Montoya fue nombrado comandante del Ejército en febrero del 2006. Reemplazó al general Reinaldo Castellanos quien salió en medio de un escándalo por torturas de soldados en el Tolima.

De camuflado

El general Montoya nación en Buga. Es reconocido por su hombres como un comandante que permanecía de camuflado y hacía presencia en las áreas de combate.
Cuando estuvo en Medellín se convirtió en uno de los oficiales más cercanos al presidente Álvaro Uribe. Lideró la operación Orión, ordenada por Uribe, cuyo objetivo era tomar el control de cuatro barrios de la Comuna 13 en Medellín que se habían convertido en un fortín de las Farc y el Eln.
En otras operaciones en Antioquia se ganó la confianza de los empresarios que le pidieron al presidente Uribe que no lo retirara del departamento.

Sin embargo, miembros de ONG criticaron los desplazamientos que habrían ocasionado tropas bajo sumando. Por el caso de Bojayá estuvo en la mira de la Procuraduría que finalmente lo exoneró. Montoya inició su carrera militar en 1969 y antes de llegar a comandar el Ejército estuvo al mando del Comando Conjunto del Caribe, que coordinaba al Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada en esa región del país.

En marzo del 2000, el general Montoya se convirtió en el primer comandante de un batallón Antinarcóticos del Ejército. La base, con cerca de 8 mil soldados, fue situada en Tres Esquinas, una inspección de Solita ( Caquetá). Allí llegaron millonarios recursos del Plan Colombia. Montoya tuvo que enfrentar las críticas por el fallido rescate del ex ministro de defensa Gilberto Echeverri y el ex gobernador de Antioquia Guillermo Gaviria, quienes murieron a manos de las Farc en mayo del 2003, en zona rural de Urrao ( Antioquia). Por estos hechos la Procuraduría lo absolvió. Volver a Inicio >

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se cortés y no abuse de los comentarios. Detectamos abusos por medio de la IP

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...