miércoles, 17 de diciembre de 2008

Asesinado compañero de consejera del Cric en Colombia

Fuente: elliberal.com.co
Cauca. Colombia
Escrito por Administrator
miércoles, 17 de diciembre de 2008

En confusos hechos, murió Edwin Legarda Vásquez, compañero sentimental de Aída Quilqué, máxima dirigente del Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric.
La Guardia indígena custodió a todo el pelotón de soldados del puesto de control de donde le dispararon a Edwin Legarda Vásquez.POPAYÁNEn confusos hechos que generaron versiones encontradas de parte y parte, murió Edwin Legarda Vásquez, compañero sentimental de Aída Quilqué, máxima dirigente del Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric.
En el incidente que se presentó en inmediaciones del corregimiento de Gabriel López, municipio de Totoró, se vio involucrada una patrulla militar que realizaba labores de vigilancia en la región. Legarda Vásquez quien contaba con 38 años de edad, fue impactado por proyectiles de arma de fuego cuando conducía en dirección hacia Popayán, una camioneta adscrita al Cric. Una enfermera del Hospital de Inzá que viajaba con él, salió ilesa del ataque.
La víctima falleció hacia las 8:20 de la mañana de ayer mientras era intervenido quirúrgicamente en el Área de Urgencias del Hospital Universitario San José de Popayán. La dirigencia nativa denunció estos hechos como un “crimen de Estado” y los relacionó con un posible atentado contra la consejera mayor del Cric, quien regularmente se desplaza en ese mismo automotor.
Pero la señora Quilcué no viajaba en ese vehículo, ya que había regresado a Colombia apenas el pasado lunes, tras asistir en Ginebra al examen de la situación de las garantías fundamentales en su país por parte del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).
Los restos mortales de Legarda Vásquez, son velados desde ayer en cámara ardiente en las instalaciones del Cric en Popayán y hoy recibirán cristiana sepultura en el Cementerio Central de la capital del Cauca.



Los hechos


Hacia las 4:00 de la mañana de ayer, el comunero indígena conducía la camioneta Mazda, de placa QER 856 con rumbo a Popayán junto a la Coordinadora Médica del Hospital Local de Inzá. Ambos iniciaron este viaje desde muy temprano, luego de dejar una remesa y material logístico en la localidad inzaeña de Togaima, donde se cumpliría una reunión de dirigentes indígenas en la que se presentaría un balance de la minga de resistencia.
La misión de Legarda Vásquez precisamente era la de recoger a su compañera Aída Quilqué en la capital caucana con el fin de asistir con ella a la mencionada asamblea. Sin embargo a su paso por el sector de San Pedro, a pocos kilómetros del corregimiento totoroés de Gabriel López el vehículo fue atacado a balazos. Varios de los proyectiles impactaron la humanidad de Legarda Vásquez, quien a pesar de las heridas sufridas, pudo controlar el carro evitando que se saliera de la angosta vía.
De inmediato, la mujer que viajaba con él lo auxilió, recibiendo apoyo minutos más tarde de un dirigente indígena y sus dos escoltas que pasaban justo por ese mismo sector. Gravemente herido, el hombre fue trasladado hasta el Hospital Local de Totoró, recibiendo allí los primeros auxilios clínicos, para ser remitido al Universitario San José de Popayán, a donde llegó hacia las 7:30 de la mañana.
En este centro asistencial, los galenos del Área de urgencias hicieron todo lo que estaba a su alcance, ingresado incluso al paciente a cirugía, a la cual no pudo sobrevivir, falleciendo sobre las 8:20 de la mañana. Según el parte legista, Legarda Vásquez recibió impactos de bala en el pecho que le afectó el corazón y el pulmón izquierdo; la rodilla izquierda y el empeine de su pie derecho.
En relación a estos trágicos hechos, el general Justo Eliseo Peña, comandante de la Tercera División del Ejército, reconoció que podría tratarse de un error de un grupo de soldados campesinos que le disparó al vehículo cuando no acató una orden de pare.En custodia Una vez se conoció el ataque en la zona de San Pedro, miembros de la Guardia Indígena del resguardo de Indiana del municipio de Totoró, se ubicaron alrededor del puesto de control militar para evitar que los soldados fueran relevados o salieran del sector.
Esta acción según dijo Daniel Piñacué, vocero del Cric, busca que los organismos de Justicia tengan a mano todos los elementos y evidencias que puedan encarrilar una investigación efectiva que saque a “flote la verdad”.
Precisó que este hecho se denunciará en el seno de la reunión de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y el Fondo Indígena, el cual será presidido desde esta semana por Luís Evelis Andrade Casama, Consejero Mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia, Onic.Diversas reaccionesTras conocerse el ataque, voceros de los movimientos y organizaciones nativas denunciaron que se trató de un “atentado criminal de parte del Ejército Nacional” contra el movimiento social y la unidad indígena del Cauca.




Sobre el particular, la Consejera del Cric, Aída Quilcué, al analizar las circunstancias del asesinato de su esposo, ha denunciado este hecho como un acto premeditado que en realidad la tenía a ella como objetivo.“Nosotros hemos recibido múltiples amenazas y nuestro riesgo aumentó a raíz de sus denuncias nacionales e internacionales sobre la violencia contra los pueblos indígenas y los asesinatos en el desarrollo de la Minga Nacional”, acotó cabizbaja la máxima dirigente del Cric.A su turno, Luís Evelis Andrade Casama, Consejero Mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia, Onic, señaló “que el atentado contra el Cric es también un atentado contra la Onic, el Movimiento Indígena colombiano y en general contra todos aquellos que nos atrevemos a proponer cambios desde el sentir de los pueblos”.

Por su parte, Álvaro Mejía, asesor jurídico del Cric, aseguró que se trata de una represalia contra la minga indígena que se suma a las órdenes de captura contra los coordinadores de la guardia.Entre tanto, el gobierno departamental a través de un comunicado de prensa, lamentó y condenó enfáticamente estos hechos, solicitando de inmediato a la Fiscalía y a los organismos respectivos “una investigación a fondo para aclarar en su totalidad todas y cada una de las circunstancias que rodearon este insuceso”.Comisión especial

BOGOTÁ, COLPRENSA

El Ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, les solicitó a la Fiscalía y la Procuraduría enviar una comisión especial a los municipios de Totoró e Inzá, en el oriente del Cauca, para que se adelanten investigaciones en materia penal por la muerte del líder indígena Edwin Legarda Vásquez, compañero de la dirigente del Cric, Aída Quilcué.Asimismo, el Ministro lamentó la muerte del esposo de la líder indígena y una de las promotoras de la minga indígena.Recientes asesinatos

Agosto 24Luis Olmedo Guejía, miembro activo del resguardo Munchique los Tigres, fue asesinado a balazos a la altura de la vereda Santa Rosa en Jambaló.

Septiembre 28El dirigente indígena y comunitario, Raúl Mendoza Hío, fue asesinado por un sicario motorizado en inmediaciones de su vivienda en el barrio el Mirador, al suroccidente de Popayán.

Volver a Inicio >

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se cortés y no abuse de los comentarios. Detectamos abusos por medio de la IP

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...