sábado, 1 de mayo de 2010

Funcionario de la alcaldía de Bucaramanga denuncia penalmente a tres uniformados de la policía

Son acusados por los presuntos delitos de falsedad ideológica, falsedad por destrucción, hurto, peculado y abuso de autoridad.

Las unidades de la policía afectadas con la denuncia son los patrulleros: Fredy Orejarena Durán; Wilson Armando Andrade y el capitán Edgar Santacruz Recalde, quienes, según la denuncia, ante el fiscal delegado del Circuito de Bucaramanga, el 17 de diciembre de 2009, decomisaron a un funcionario de la Secretaría de gobierno de Bucaramanga, un revolver Smith & Wesson, calibre 38 con su respectivo salvoconducto expedido por la Brigada, junto con su estuche o funda. Igualmente los agentes le retuvieron la cédula de ciudadanía recientemente expedida, la cual hasta la fecha no aparece.

Según el relato de los hechos consignado en la denuncia que presentó el ciudadano Alonso José Martínez Fernández, afectado con la medida, el arma se encontraba cargada con sus 6 cartuchos o tiros y cuando los integrantes de la patrulla adscrita al CAI de las Américas de Bucaramanga, levantaron el acta o boleta de incautación, no se relacionaron los cartuchos o carga del arma y la cédula de ciudadanía, (a pesar de estar decomisada) objetos que a la fecha no aparecen, causándole, especiales daños con la desaparición de la cédula.

El afectado, Alonso José Martínez Fernández, auxiliar administrativo de la Secretaría de gobierno de Bucaramanga y suboficial de la reserva del ejército nacional, presentó a comienzos de este año un derecho de petición al general de la Policía Yesid Vásquez Prada, en busca de la devolución de los objetos que no fueron relacionados en la diligencia de incautación, tales como documento de identidad, (cédula de ciudadanía) la funda del arma y los 6 cartuchos.

Considera el afectado que el decomiso del arma no se hizo en ningún establecimiento público donde se presentara alguna anomalía de orden público, sino cuando él se encontraba estacionado con su vehículo frente al Parque del Agua de Bucaramanga, acompañado de una señora quien es la testigo para estas diligencias, sobre los hechos ocurridos.

El señor Martínez Fernández, acusa a los uniformados de la policía de actuar en el momento de la requisa con violencia y términos soeces innecesarios porque el origen del decomiso se derivó de una requisa de rutina y no en situación de orden o desorden publico. Así mismo los sindica de haber elaborado un informe falso, donde no se relacionaron objetos como la cédula, la funda del arma y los cartuchos, lo cual tipifica los presuntos delitos de ocultamiento o destrucción de documento público, peculado y hurto agradado y abuso de autoridad.

La procuraduría Provincial de Bucaramanga, dio traslado de la denuncia a la Procuraduría Regional de Santander, para la respectiva investigación disciplinaria, según los documentos conocidos por esta redacción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se cortés y no abuse de los comentarios. Detectamos abusos por medio de la IP

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...