lunes, 25 de abril de 2011

Declaración contra la gran minería

RED COLOMBIANA FRENTE A LA GRAN MINERÍA TRANSNACIONAL, RECLAME
18 de abril de 2011

BOGOTÁ.- Los pasados viernes 8 y sábado 9 de abril de 2011, en las instalaciones de Sintraemsdes en Bogotá, nos reunimos 110 delegados de organizaciones y procesos regionales de resistencia a megaproyectos mineros, para realizar el II Encuentro de la Red Colombiana Frente a la Gran Minería Transnacional, RECLAME.

La ¡locomotora minero-energética!, que se propone como la fuente principal de crecimiento de la economía nacional, es en realidad una aplanadora que está produciendo una destrucción de la biodiversidad sin antecedentes, una seria afectación a las comunidades, violaciones a los derechos humanos, los derechos de los trabajadores, y persecución a los pequeños y medianos mineros nacionales. Esta situación se presenta al tiempo que el Estado colma de beneficios y exenciones tributarias a las trasnacionales mineras, a cambio de unas insignificantes regalías que no compensan los impactos negativos, ni los riesgos de la megaminería.

 Esta situación fue analizada durante el II Encuentro, en el que realizamos un positivo balance de las acciones conjuntas emprendidas por RECLAME a nivel nacional y regional, que han ubicado al tema minero-energético como uno de los principales en la agenda de lucha de las organizaciones y movimientos sociales del país. Un año después de su creación, contamos con mecanismos de articulación que nos han dado la posibilidad de realizar tareas colectivas. Así como con herramientas como la página de Internet, redes sociales y listas de distribución de información, a través de las cuales mantenemos una constante comunicación, tanto entre los miembros de la Red, como con ciudadanos interesados en conocer sobre este proceso de articulación.

Mujeres y hombres, afros, campesinos, indígenas, comunidades urbanas, intelectuales, estudiantes, trabajadores y pequeños y medianos mineros, coincidimos en la necesaria unidad de amplios sectores de la población colombiana para enfrentar a la actual política minera, dado que la amenaza para la población, el ambiente y la vida proviene de poderes corporativos globales que, adicionalmente, cuentan con todo el respaldo del Estado. A esta política nacional y trasnacional que no le sirve a los(as) colombianos(as), debe corresponderle una fuerza social superior para poder detenerla. Un ejemplo de esto es el proceso amplio y unitario que lideraron los(as) santandereanos(as) y sumó a miles de colombianos para defender el páramo de Santurbán frente al proyecto minero Angostura, cuya temporal victoria obligó a la Greystar a retirar la solicitud de licencia ambiental. AMPLIACIÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se cortés y no abuse de los comentarios. Detectamos abusos por medio de la IP

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...