martes, 3 de julio de 2012

Se entrega a EU general (r) de la policía colombiana

Mauricio Santoyo, general (r)
(Yahoo noticias)
BOGOTA (Reuters) - Un general retirado de la Policía Nacional de Colombia se entregó el martes a las autoridades de Estados Unidos para responder ante una corte federal de ese país que lo acusa de nexos con paramilitares de ultraderecha y narcotraficantes, informó un oficial de alto rango.
La entrega del general retirado Mauricio Santoyo, quien fue jefe de seguridad del ex presidente Alvaro Uribe, se produjo en Bogotá y podría revelar conexiones del narcotráfico con la institución armada encargada de combatir ese delito, según fuentes de seguridad.
"El conocimiento que tengo, es del sometimiento del señor general Santoyo a las autoridades norteamericanas, se presentó ante ellas, coordinó su viaje a los Estados Unidos", dijo el director de la Policía Nacional, general José Roberto León.
Es la primera vez en la historia del país que un oficial retirado de alto rango es involucrado en una investigación por narcotráfico por Estados Unidos, el principal aliado de Colombia en la lucha contra el tráfico de drogas.
El director de la policía reveló que Santoyo salió del país con un permiso especial entregado por el Gobierno de Washington luego de que le fue cancelada su visa para ingresar a ese país.
Santoyo es acusado de recibir sobornos a cambio de entregar información sobre operativos antimafia a los antiguos escuadrones paramilitares de ultraderecha y a otros grupos de narcotraficantes con sede en la ciudad de Medellín y sus alrededores.
Ex líderes paramilitares, quienes actualmente permanecen encarcelados en Estados Unidos después de que fueron extraditados desde Colombia, declararon ante autoridades de ese país que el general retirado tuvo vínculos con esos grupos armados ilegales.
Pese a los esfuerzos del Gobierno y de sus Fuerzas Armadas, Colombia sigue siendo uno de los primeros productores mundiales de cocaína con alrededor de 300 toneladas anuales.
Además de carteles de las drogas, en la actividad están involucradas las guerrillas izquierdistas y bandas criminales conformadas por antiguos paramilitares que depusieron las armas y se desmovilizaron en una cuestionada negociación de paz durante el Gobierno del ex presidente Uribe.
Santoyo, quien no tiene cargos criminales en Colombia, fue investigado y acusado de interceptaciones ilegales cuando se desempeñó como jefe de una unidad especialidad en combatir el secuestro en la ciudad de Medellín.
Aunque un organismo de control del Estado ordenó su destitución cuando tenía el grado de coronel, el oficial apeló y años después fue reintegrado, ascendido al grado de general y nombrado jefe de seguridad de Uribe hasta que pidió su retiro de la fuerza.
(Reporte de Luis Jaime Acosta.) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se cortés y no abuse de los comentarios. Detectamos abusos por medio de la IP

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...